Ayuntamientos 2.0

Medio Natural

Riberas del Oja.

Castañares de Rioja cuenta con una ubicación geográfica privilegiada, desde el punto de vista biológico. Este hecho se presenta también para La Rioja entera. Parte del norte de la Península Ibérica se encuentra a caballo entre la España Húmeda (con un componente Atlántico) y la España Seca, con un componente Mediterráneo muy importante. Estas características físicas que, aunque en una escala mucho más reducida, se dan también en Castañares, provocan que flora y fauna tengan un componente determinado, según se encuentren adscritos a una zona u otra.

Otro hecho característico de Castañares es la presencia del Río Oja que, con sus riberas, posibilita la presencia de especies, que de otra manera no se podrían encontrar en un entorno tan cerealista como el que le rodea.

Así se conforma un entorno característico, peculiar, con zonas totalmente llanas, dedicadas a la explotación agrícola intensiva, con ausencia de vegetación natural, junto a otro, formado por frondosas riberas, abundante agua y una vegetación que cubre prácticamente todo el suelo.Entre estos dos polos se encuentra el pueblo, que también cuenta, como no, con su fauna y su flora asociada.Vamos, sin ánimo de presentar un riguroso listado de las especies presentes en el entorno de Castañares, vamos a realizar un breve repaso por cada uno de estos componentes.

Con una concentración parcelaria realizada años atrás, el desarrollo agrícola de Castañares es evidente. Los tradicionales cultivos de cereal, patata y remolacha han dado paso a otros, más variados, pero con un aprovechamiento intensivo más claro; alubias, guisantes, bróculi, berzas, etc, han conformado un paisaje diferente. En muchas ocasiones se da el aprovechamiento de dos cosechas anuales. Estos métodos de producción hacen incompatible la presencia de linderos, orlas o zonas baldías. Por lo tanto, la presencia de especies florísticas en toda la zona agrícola es especialmente escasa.

Además de las especies agrícolas, sólo unas pocas especies son capaces de vivir en un entorno en el que el uso de insecticidas, plaguicidas y pesticidas es la tónica habitual durante la mayor parte del año. De igual forma, la fauna, estrechamente asociada a la flora, se ve reducida notablemente. Aún así, entre la fauna alada podemos encontrar especies ligadas a las llanuras cerealistas, como codornices (cada vez más escasas), perdices, alondras, cogujadas, totovías, cernícalos y a los raros aguiluchos cenizos. Los mamíferos se ven escasamente representados por unos pocas especies, siendo el omnipresente raposo, la especie más llamativa.

Por tanto, la observación de especies faunísticas o florísticas por estos terrenos pudiera ser, en un principio, un tanto desalentadora aunque, con un poco de paciencia, seguro que podemos observar unas especies que se resisten a abandonar sus tradicionales lugares de cría.

En contraposición con este panorama, en un paseo por cualquiera de las abundantes choperas y riberas de Castañares, nos podemos encontrar con numerosas especies de flora y fauna. Esto se comprueba en la frondosidad de la vegetación y, sobre todo, en el canto de numerosas aves, que nos hacen darnos cuenta, de forma inmediata, que el número y variedad de especies es importante. Y esto es debido gracias a la presencia de "la hilera" (el Río Oja) que, de una forma más o menos ordenada y uniforme, discurre de forma longitudinal por el extremo Oeste de Castañares.

Pescando en el Oja.

Asociadas al Río Oja, nos encontramos con extensas plantaciones de chopos. Junto a estos componentes, aparece asociada una gran variedad de especies vegetales: zarzas, serbales, saúcos, sauces, nogales y multitud de especies florísticas, que ocupan todo el entorno de forma uniforme. Las crecidas del río aportan nutrientes de forma regular, formando nuevas zonas y cambiando ligeramente el curso del río.

Gracias a la abundante vegetación, la fauna asociada es igualmente numerosa. Entre los pájaros no es raro encontrarnos con especies estrechamente ligadas al medio acuático, como el martín pescador, la lavandera cascadeña, el ánade real, el rascón, la polla de agua o la garza real, como más características. Igualmente, nos encontramos con mamíferos ligados al ambiente ribereño, como la rata de agua y el escasísimo visón europeo. La presencia de nutrias, habituales en otras épocas, es ahora desgraciadamente esporádica.

Choperas de Castañares.

Dado que una de las notas características al entrar en las choperas es el canto de los pájaros, la relación de especies cantoras es realmente abundante: ruiseñor bastardo, mirlo común, mosquitero común, papamoscas, carboneros, herrerillos, verdecillo, oropéndola,... Todos ellos dan sonoridad y alegría a un medio que, junto con ellos, es habitado por una gran variedad de especies de mamíferos, que encuentran aquí refugio y un poco de la tranquilidad. Topos, diversas especies de ratones, erizos, conejos, turón, gato montés y zorro, habitan o se refugian en estos parajes, haciendo incursiones nocturnas por el resto del territorio de Castañares. Incluso con un poco de suerte podamos observar en los linderos del sotobosque al armiño, cuya presencia en la zona ha sido descubierta recientemente.

Las rapaces, tanto nocturnas como diurnas, también se encuentran bien representadas en este medio: autillo, cárabo y búho chico (entre los primeros) y gavilán, cernícalo, milano negro o ratonero, (entre los segundos).Aunque muchas de las especies mencionadas no solo se encuentran en zonas de ribera, sino que las podemos encontrar en otros medios, la abundancia y diversidad de especies es notoria.

Entre estos dos hábitats diferentes se encuentra Castañares. A pesar de tratarse de un entorno urbano, su carácter rural, tranquilo y sosegado, posibilita que también aquí podamos observar a varias especies faunísticas. Dado que nos encontramos rodeados de "campo", desde luego no existe una abundancia de parques o zonas verdes pues basta con andar cinco minutos para encontrarnos rodeados de estos. No obstante, en el entorno de las piscinas sí que podemos encontrar plantaciones de árboles ornamentales, acacias, falsos castaños, junto con especies propias del entorno, como castaños, avellanos, sauces, etc.

Entre las aves que nos podemos encontrar en el núcleo urbano de Castañares, sin duda ninguna, la más llamativa es la cigüeña blanca. A pesar que hace unos años nos abandonó, aunque quizás sería mejor decir que la echamos. Su retorno allá por el mes de Enero o Febrero pone una nota de color y alegría a nuestra parroquia. Pero, junto a esta especie, también podemos observar a golondrinas, aviones y vencejos, que incansablemente recorren nuestro pueblo librándonos de los molestos mosquitos.

Ovejas.
Caracoles.

Dado que prácticamente utilizan la misma fuente de comida, los tres se han dividido el espacio aéreo. Las golondrinas, el más cercano al suelo, los aviones en un punto intermedio, siendo los vencejos los que más alto vuelan. Junto a ellos, gorriones (común y molinero, sobre todo), palomas, mirlos, estorninos, tórtola común y turca, verdecillos, jilgueros, lechuzas y mochuelos alegran con sus cantos, o simplemente con su mera presencia, nuestro pueblo. Nada más triste que un pueblo silencioso y sin pájaros.

En cuanto a los mamíferos, también podemos encontrar varias especies; desde luego, la más abundante, el ratón casero, habiendo pocas casas que se libren de este huésped. Junto a él, ratas de agua y negras, así como, comadrejas.

A pesar de no contar con una extensión muy amplia y de tratarse de un entorno antropizado, en el término municipal de Castañares, como hemos visto, nos podemos encontrar con una variedad de especies animales y vegetales bastante importante. Por todo ello, un paseo tanto por sus calles, como por sus campos será de sumo interés para toda aquella persona que esté interesada en la fauna y flora y, en definitiva, en el mundo natural que nos rodea.

Gobierno de La Rioja | Agencia del Conocimiento y la Tecnolog�a Agencia del Conocimiento y la TecnologíaGobierno de La Rioja

Gobierno de La Rioja

Valid XHTML 1.1 �CSS V�lido! TAW. Nivel A. WCAG 1.0 WAI